EL JUEGO DEL AHORA, para la familia y el aula. Cartas de yoga y pausa, juegos de atención, preguntas para conocerse, minihistorias y un libro que lo explica todo. QUIERO SABER MÁS #NEUROEDUCACION

Una prostituta se había enamorado de Buda. Un día, fue al monasterio, atravesó la gran sala donde los monjes estaban meditando y se desnudó delante de él, exponiéndose a su mirada y a la de todos los monjes allí presentes.

Piernas

– ¿Me deseas? – preguntó él.

La mujer asintió. Buda la tomó entonces por el talle y se la llevó hacia la orilla de un lago situado en las proximidades del monasterio. Una vez allí, con gesto vivo, la empujó dentro del agua helada. Los ardores amorosos de la prostituta se esfumaron en el acto. Buda le tendió una mano firme y ayudándola a volver a la orilla, le dijo:

– ¡Y ahora, vayamos a meditar juntos!

Maestro: Buda le hace entender a la prostituta que si quiere relacionarse con él, solo puede ser en el nivel espiritual. No rechaza a la mujer (y su deseo).

Fuente: cuento budista del libro La sabiduría de los cuentos de Alejandro Jodorowsky