¿Te gustaría estar más presente en tu vida familiar, respetarte más a ti misma y tener una relación más cercana con tus hijos? Mindfulness en Familias, formación online para madres, padres y otros familiares.

Un ateo estaba pasando un día tranquilo pescando, cuando su bote fue atacado por el monstruo de Loch Ness.

Monstruo Loch Ness

En una fácil sacudida, la bestia lo arrojó a él y a su bote, al aire. Cuando el hombre flotaba patas arriba empezó a gritar:

– ¡Dios mio!
– ¡Sálvame!

De inmediato la escena del feroz ataque quedó paralizada, y estando el ateo suspendido en el aire, una voz estruendosa bajó de las nubes diciendo:

– ¿Pensé que tú no creías en mi!

Y el hombre imploró:

– Vamos, Dios, ¡dame una oportunidad!
– ¡Yo tampoco creía en el monstruo de Loch Ness!

Fuente: cuento del libro “Aplícate el cuento”, relatos de ecología emocional de Jaume Soler y Mercè Conangla

Anúnciate en Contarcuentos