¡Deja la cuchara!

Un estudiante de zen, se quejaba de que no podía meditar: sus pensamientos no se lo permitían. Habló de esto con su maestro diciéndole: “Maestro, los pensamientos y las imágenes mentales no me dejan meditar; cuando se van unos segundos, luego vuelven con más fuerza....

La flor y la sonrisa

Existe una historia sobre las flores que es muy conocida en los círculos Zen.   «El poder de los cuentos», formación para educadores, docentes, psicólogos e instructores de mindfulness/yoga que quieren integrar a los cuentos en sus clases o en su práctica.  ...

El bote

Un hombre estaba remando en su bote corriente arriba durante una mañana muy brumosa. De repente vio que otro bote venía corriente abajo, sin intentar evitarle. Avanzaba directamente hacia él, que gritaba: – Cuidado! Cuidado! Pero el bote le dio de pleno y casi...

Tragarse la serpiente

Un día, en un monasterio zen, se presentó de improvisto un gran maestro. El jefe de cocina tuvo que prepararle al punto una comida. Se apresuró a coger unas legumbres en el huerto, acortarlas y a hacer con ellas una suculenta sopa. El húesped se tomó la sopa. La...

Carga con ello

Un monje se acercó a Joshu y le dijo: – Si no traigo nada, ¿qué dirías? – Tíralo – respondió Joshu. – Pero maestro – dijo el monje – no llevo nada. – Entonces carga con ello Fuente: tradicional...

Fuerza del Hambre

Esta historia transcurre en el Japón durante un período de hambre. Un campesino que no tenía con qué alimentar a su familia se acuerda de la costumbre que promete una fuerte recompensa al que sea capaz de desafiar y vencer al maestro de una escuela de sable. Aunque no...

La idea

Se aproximó el discípulo al maestro y le preguntó: – Maestro, ¿hago bien en no tener ideas? El maestro rió y le dijo: – ¡Deshecha esa idea! – Pero si te he dicho que no tengo ideas, ¿qué podría deshechar? Y el maestro dijo: – Naturalmente eres...

Carga inútil

Genjug quiso aprender el arte de la espada para calmar el odio que guardaba en el alma en contra del asesino de su padre. Fue a buscar a Hugen para que lo enseñara. – Maestro – dijo Genjug-. Necesito urgentemente saber cómo usar una espada para vengar la...

El hombre santo

La voz se propagó a través de la campiña, sobre el sabio hombre santo que vivía en una casa pequeña encima de la montaña. Un hombre de la aldea decidió hacer el largo y difícil viaje para visitarlo. Cuando llegó a la casa, vio a un viejo criado al interior, que lo...

El fantasma sabio.

Una mujer joven había caído muy enferma y estaba a punto de morir. – Te quiero tanto, – le dijo a su marido – No querría tener que dejarte. – Pero si así ocurriera, no cambies nunca mi recuerdo por la compañía de otra mujer. – Si lo...