Ego cristiano

Una vez visitó un cristiano a un maestro Zen y le dijo: – Permíteme que te lea algunas frases del Sermón de la Montaña. – Las escucharé con mucho gusto, – replicó el maestro. El cristiano leyó unas cuantas frases y se le quedó mirando. El maestro...

Fuego

El maestro Zen Mu-nan sabía que no tenía más que un sucesor: su discípulo Shoju. Un día le hizo llamar y le dijo: – Yo ya soy un viejo, Shoju, y eres tú quien debe proseguir estas enseñanzas. Aquí tienes un libro que ha sido transmitido de maestro a maestro...